Enrique Bostelmann

Portafolio

Breve selección de imágenes. Para más información favor de contactarnos.

El paisaje de Bostelmann es la tierra entera. Morada y sepulcro del hombre, "harén y hospital", cárcel y espacio de libertad, cuna y matadero, único escenario en fin de su trabajo y sus días, en ella todo el horror y toda la belleza tienen su asiento. La obra de Bostelmann se plantea como su crítica y su alabanza. Por medio de la escritura de sus fotos nuestros ojos aprenden a leer el mundo.

José Emilio Pacheco
1973

"Enrique Bostelmann es un artista en cuya obra se percibe una lucha ininterrumpida en contra de las limitaciones de la herramienta con la cual trabaja. Todo arte es transformación. La Metamorfosis de Bostelmann trasmuta los valores visuales. La materia se vuelve imagen gráfica. El objeto va en busca de otra dimensión y se transforma en espejismo de rasgos y colores ajenos y hasta opuestos de una verdad tan absurda como real. A Enrique le fascina probar que la ola es agua y también escultura, que el hombre es vagabundo y al mismo tiempo papel, que el yate puede ser yute, peote o yeyette. La verdad para él es siempre otra, es cambio continuo, es creación. Por supuesto, en su obra la integración es conceptual...Rebelde por excelencia -a veces con causa, otras si ella- mi amigo convierte su oficio en poesía, en filosofía, el política. En esto, deveras es genial, Cuando tengo un problema -y casi siempre tengo alguno- recurro a él. ya que es capaz incluso de convertir mis cosas en arte."

Mathias Goeritz

En síntesis, Bostelmann supera artísticamente la fragmentación y el aislamiento inherentes a la fotografía. Para ello, exalta la simultaneidad y la sucesión de la realidad y, por ende, de las imágenes. En buena cuenta, logra enfatizar el distanciamiento que hay y debe conservarse entre la realidad y su imágenes fotográficas, pues estamos habituados a identificarlas. Va así, hacia un realismo conceptual y táctil. Para Bostelmann la realidad no es únicamente visual, también es conceptual y táctil. Se atiene, por lo menos, a lo visivo táctil de las imágenes, esto es, a los efectos táctiles de la visión. De ahí también el conceptualismo de muchas de sus obras. Es en fin, un artista que no solo siente el mundo así mismo: escudriña y razona su variedad y simultaneidad, lo mismo hace con el arte en cuanto a las posibilidades sensitivas y alcances comunicativos de la inserción de la imagen fotográfica.

Juan Acha
1976

Las fotografías de Bostelmann son una verdadera recreación de la realidad. Algunas de ellas podrían pasar por pinturas si no fuera porque la textura de los objetos nos dice que estuvieron ahí, en algún punto del tiempo y del espacio. Poco importa. Ni la naturaleza imita al arte ni este a aquella: simplemente son dos universos donde circulan distintos tipos de sangre. Por medio de un misterioso mecanismo dentro de la cámara de Bostelmann los objetos se trasmutan en personajes de un ámbito cerrado, único, que es la peculiar visión del artista.

Ignacio Solares
1974

El arte fotográfico de Enrique Bostelmann ha evolucioando constantemente. Esta evolución ha venido enriqueciendo su fotografía en concepto en técnica, en plasticidad, en composición, en planteamientos teóricos y temáticos. Por ello es actualmente una de las expresiones de mayor plenitud en el arte mexicano contemporáneo, uno de os momentos más universales y actuales de nuestra búsqueda artística.

Carlos Montemayor